SOLICITA UNA CITA
 
COMPRAR PRODUCTOS O SERVICIOS
 
DESPERTAR EN LUZ 48
Expiación…..restitución de la integridad de la mente. Permiso que se le otorga al Espíritu Santo para que entre en mi mente y la examine y quite los obstáculos que yo le he puesto a mi felicidad.
 
 
Sobre mí | Videos | Escritos | Lecciones Diarias de UCDM | Terapias y Talleres | Próximas Actividades | Comprar Terapias, Talleres y Homelight | Contáctame
Entregas
Entrega N° 1
Entrega N° 2
Entrega N° 3
Entrega N° 4
Entrega N° 5
Entrega N° 6
Entrega N° 7
Entrega N° 8
Entrega N° 9
Entrega N° 10
Entrega N° 11
Entrega N° 12
Entrega N °7

Solo el AMOR hace posible la convivencia feliz en este mundo. Y es que el amor es Dios y El está en todas partes: en las personas, en las plantas, en los muebles, en las puertas, en el aire y en todo lo que vemos y lo que no vemos.

Las relaciones entre personas han estado empañadas por resentimientos de eventos del pasado que aún residen en nuestra memoria para evitar que sintamos el amor que es la verdadera unión entre nosotros. Las personas estamos continuamente pidiendo o dando amor. Los resentimientos opacan la verdadera necesidad de amor que tenemos por nosotros mismos y hacen que ataquemos a nuestros semejantes culpándolos de los procesos de vida que nos “tocan” vivir sin recordar que cada uno de nosotros elige su vivencia para sentir lo que le gusta…  ¡ SI !  es increíble como nos gusta el sufrimiento, la crítica, la angustia, la enfermedad y tantas situaciones no gratas que hacen que atraigamos la atención de otros, solo para ser importantes para alguien cuando la verdad es que buscamos el amor que sentimos nos falta y la confusión hace que lo busquemos donde no está.

Todo lo contrario, jamás lo encontraremos en ningún lugar fuera de nosotros. El amor que buscamos ya es nuestro y está donde Dios lo puso para que lo tuviéramos siempre que quisiéramos volver a El.

Está en nosotros y tenemos acceso a El cuando nuestros pensamientos se aquietan y trascendemos este mundo por un instante, sintiendo la verdadera comunión con nuestro Ser que está en eterna conexión con Dios. En ese instante santo nos sentimos en paz, amados, protegidos, abundantes y en la grandeza de la unidad del Hijo de Dios. Nuestro Ser jamás se ha separado ni podrá separarse de Dios porque es una extensión de El mismo y es una condición de su creación que su Hijo encontrara la salvación del sueño no deseado tomando conciencia de su unión con su Padre, para así sentir el AMOR verdadero y llenarse de El para extenderlo a toda su creación.

Estamos en este mundo para recordar esto; pidamos a nuestro Espíritu que es Santo, QUE NO SE NOS OLVIDE.

Un abrazo
Hasta la próxima entrega

antoniadoctorm@gmail.com
Sobre mí | Videos | Escritos | Lecciones Diarias de UCDM | Terapias y Talleres | Próximas Actividades | Comprar Terapias, Talleres y Homelight | Contáctame

Copyright © 2014. Antonia Doctor Manzano