SOLICITA UNA CITA
 
COMPRAR PRODUCTOS O SERVICIOS
 
DESPERTAR EN LUZ 56
Deja que te domine tu paz interior y te marque el camino. No dejes que te domine la locura 'exterior'.
 
 
Sobre mí | Videos | Escritos | Lecciones Diarias de UCDM | Terapias y Talleres | Próximas Actividades | Comprar Terapias, Talleres y Homelight | Contáctame
Entregas
Entrega N° 1
Entrega N° 2
Entrega N° 3
Entrega N° 4
Entrega N° 5
Entrega N° 6
Entrega N° 7
Entrega N° 8
Entrega N° 9
Entrega N° 10
Entrega N° 11
Entrega N° 12
Entrega N °9

A diario escuchamos y repetimos que la escala de valores en nuestra sociedad ha variado considerablemente. Nuestra vida transcurre instante a instante persiguiendo lo que creemos que es más valioso para cada uno de nosotros, y por supuesto, es diferente para todos. Aunque coincidimos en algunas preferencias, lo que valoramos no es para todos igual. Es en este concepto donde surgen los ídolos a quienes adoramos confusamente, pues en verdad solo debemos adorar a Dios por sobre todas las cosas si es que deseamos ser felices por siempre.

Esto se nos olvida en el diario vivir por hacerle caso a la colección de pensamientos que tengo sobre mi mismo que me ocasionan inseguridad y en realidad es falta de fé en quien me creó y en su palabra donde me prometió la salvación.

El único valor que debemos perseguir es la interrelación con todo lo que existe desde el amor. En verdad lo que nos interesa es ser felices conviviendo o relacionándonos con otras personas en todo momento, sin miedo a que mañana sea diferente porque me juzguen y cambien de opinión respecto a mí, o que actúe de alguna manera de la cual no me sienta satisfecha otro día, y me cree culpa. El juicio y la culpa derivan en castigo, de acuerdo con nuestros aprendizajes erróneos, y como yo soy quien me siento culpable, soy yo mismo desde mi mente incorrecta que me castigo con limitaciones. Si vivimos instante a instante reconociendo el amor en cada persona con la que nos cruzamos, si reconozco que estoy siempre conectada a la Fuente de amor eterna y que estoy aquí para reconocerlo y expandirlo, nada podrá impedir que viva en este mundo como el perfecto Hijo de Dios que soy. Recordemos que tenemos a disposición al Espíritu Santo como conexión eterna entre mi mente confundida o errada y la mente de Dios con la que debo pensar. Entreguémosle a El los pensamientos que no nos hacen felices para que los utilice a nuestro favor en este despertar espiritual y nos lleve de la mano a encontrar el camino del cual nos desviamos y no recordamos su dirección.

No adoremos falsos ídolos como el cuerpo, el dinero y tantos monumentos que hemos levantado para hacer que Dios o el Amor no sea lo más importante de nuestra existencia. Sabemos de sobra que ninguno de nuestros ídolos nos han otorgado la felicidad hasta ahora, la mejor prueba es que si no los tenemos nos invaden los sentimientos de pérdida, de angustia, de soledad, de carencia, y la única herencia que deja el amor es paz y felicidad. Vale la pena cambiar nuestra escala de valores y adorar solo el AMOR reconociéndolo a partir de ahora en cada relación de la vida.

Un abrazo, hasta la próxima entrega

antoniadoctorm@gmail.com
Sobre mí | Videos | Escritos | Lecciones Diarias de UCDM | Terapias y Talleres | Próximas Actividades | Comprar Terapias, Talleres y Homelight | Contáctame

Copyright © 2014. Antonia Doctor Manzano